Tanto que hacer y tan poco tiempo.

Me atoré de nuevo.

Tener demasiados intereses conduce a tener demasiados proyectos. Además, soy de esas personas que se entusiasman más al iniciar algo que al continuarlo o terminarlo.

Con el paso de los años he aprendido a administrarme a mí mismo. Menos proyectos, más administración. Todo funciona hasta cierto punto y luego, se cae y hay que rehacerlo cuando el ambiente cambia.

Lo que esto significa para mi sitio y mi blog es que han pasado casi dos meses de (re)hacer el compromiso de actualizarlos semanalmente. No he hecho esto. Otros proyectos han capturado algo de ese tiempo.

Lo cual está bien para algunos proyectos, pero no para otros. Especialmente lo que tiene que ver con aprendizaje: la frecuencia y la densidad son importantes.

Así que decidí tal vez rehacer el sitio de nuevo. Y otra vez. Y otra. Tal vez así es como debe hacerse. Desde An Event Apart Austin (que estuvo muy chilo por cierto) he querido experimentar con varias cosas y tecnologías nuevas, como explorar el potencial de los SVGs. Tampoco me satisface para nada mi configuración de build actual, y quiero explorar herramientas como Grunt Gulp.

Y pues eso es. Hoy es un día libre, un día que – gracias a las circunstancias – puedo tomar para mí. Tengo proyectos para hoy (quiero hacer un buen pozole, limpiar un poco…), pero, sobre todo, estos días me permiten darme cuenta de qué puedo hacer mejor en adelante.

¿Qué hay de ti? ¿Te has atorado alguna vez en tu progreso personal? ¿Qué haces para mantenerte en el buen camino? Si te late, cuéntame en @sgenius. Me encantaría saber lo que tienes que decir.