¿Para qué quieres tu sitio web?

“¿Que quieres hacer un sitio web? ¡Excelente! Pero, ¿para qué lo quieres?”

Esa suele ser mi primer pregunta cuando alguien me pide ayuda o consejo acerca de un sitio web. Puede ser que el cliente potencial sepa mucho o poco sobre cómo puede aprovechar internet para sus propósitos. Sin embargo, si no sabe qué es lo que quiere comunicar o qué quiere permitir hacer en internet, el esfuerzo no llegará muy lejos.

Hay que recordar que “el internet” no equivale a “el WWW”. Hoy día, la convergencia de las redes sociales, juegos y otras aplicaciones en una variedad de plataformas accesibles a la comunidad (celulares, computadoras, videojuegos…) debería hacerlo evidente: el internet es una plataforma genérica de comunicación, colaboración y creación.

De ahí que, dependiendo de la respuesta que la otra persona me dé, será que yo trate de guiarlo en un plan de acción adecuado a sus objetivos. A veces será un sitio web “genérico”, a veces será solo un blog, a veces será una aplicación; quizás el cliente se beneficiará más de utilizar servicios ya existentes en vez de reinventar la rueda; tal vez una o varias redes sociales entren en la ecuación.

Al final, la idea original del cliente quizás quede aumentada, disminuida o eliminada por completo. Tal vez está intentando imponerle una solución técnica a un problema que esencialmente es de comunicación humana con sus clientes o sus empleados. O tal vez, por otro lado, tiene un caso de negocios ideal para una hermosa solución de e-business y está deseoso de involucrarse en un proyecto así.

Pero descubrir todo esto, en realidad, será tarea mutua, dentro de esta exploración inicial, del desarrollador o consultor y del cliente potencial. Hacer bien este acercamiento inicial, esta labor de análisis de negocios, puede ser crucial para definir el éxito de un futuro proyecto – o para saber cuándo es mejor dar las gracias y retirarse.

Publicado por

flopez

Desarrollador web con énfasis en front-end y usabilidad. Actualmente trabajo en Justia, Inc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *