La propiedad will-change de CSS

Tradicionalmente, para eficientizar las animaciones de css, los desarrolladores han usado hacks como
transform: translate3d(0, 0, 0);
Esto forza al browser a utilizar aceleración gráfica en el elemento a animar.

Por supuesto, como con todo hack, esto tiene sus desventajas; por ejemplo, activar la aceleración gráfica no será muy eficiente en dispositivos móviles.

En respuesta, existe ahora una nueva propiedad de CSS: will-change. Está destinada a hacerle saber al browser que cierto elemento de una página será próximamente animado, de modo que éste pueda preparar los recursos de la computadora adecuadamente.

Existe un animado debate de los profesionales al respecto de si will-change debería existir, pero por lo pronto la receta parece ser: úsese poco y solo cuando se necesite.

Para saber más: artículos al respecto de Sara Soueidan (Opera), Chris Coyier y Aerotwist.

Cinco reglas para documentar en la empresa

Hace unos meses hablaba de la importancia de tener bases de conocimiento en una empresa. Una base de conocimientos eso, sin embargo, nada sin la información que la nutre.

La documentación es vital en la industria del software. Por algo las acreditaciones en CMM, ITIL y MoProSoft la requieren y recomiendan determinados formatos. Pero incluso las empresas que no las persiguen se beneficiarán de tener sus productos y procesos documentados.Por citar solo dos ejemplos: cuando alguien sale de la empresa, el conocimiento que esta persona adquirió (incluido el “no formal”, el conocimiento social) es un valioso recurso que si no está documentado, se perderá. De igual manera, cuando alguien es reclutado, el entrenamiento será mucho más sencillo con los documentos adecuados.

Más allá de los estilos formales, hay algunas reglas básicas que podemos observar para mejorar nuestra documentación – o iniciarla, si es que no la hay.

Documenta constantemente

Ya si hay o no un responsable de una base de conocimientos, es importante instaurar una cultura de la documentación. En sí, la documentación es comunicación, y como tal debe estar sujeta a las mismas normas. Una de ellas es que sea constante: lo ideal es que existan procesos formales que instauren la documentación de procesos, o por lo menos el hábito de crearlos y de actualizarlos periódicamente.

Es comprensible que siendo que documentar no suele ser vista como una actividad de la cadena productiva (con la notable excepción de la documentación o los instructivos como parte de un producto), su importancia sea relegada. Pero precisamente por eso, es conveniente que alguien tenga la responsabilidad de documentar, y de asegurarse que se haga periódicamente. La falta de actualidad en la documentación es desinformación y es casi tan malo como no tener un documento en lo absoluto.

Haz (apropiadamente) accesible la documentación

De nuevo me acerco aquí al tema de bases de conocimientos: los documentos deben estar accesibles a las personas que los necesitan, fácil y confiablemente. Esto también puede implicar un control de acceso, de modo que la información con diversos grados de confidencialidad no pueda ser accedida por quienes no deben.

Promueve el uso de la documentación

Inclusive cuando existe un conjunto estructurado y accesible de documentos, las personas en las empresas no siempre los usarán: es natural y, a veces, preferible solicitar información a los compañeros de trabajo, o incluso confiar en la propia experiencia. Aquí será valioso no interrumpir este flujo natural de datos, sino tratar de capturar en documentos la información intercambiada.

De igual manera, la documentación puede ser un complemento a las preguntas que se generan en el ambiente de trabajo. Esto será especialmente valioso en los ambientes de trabajo remotos, o cuando hay oficinas en diversos lugares, o cuando no es posible o conveniente la interacción interpersonal.

Redacta la información de acuerdo al público

Uno esperaría que todas las personas en una empresa compartieran la misma idiosincracia, pero sabemos que esto rara vez es así. Por lo tanto, al escribir un documento, es importante pensar en quién lo leerá. Si está destinado a usuarios altamente involucrados con el tópico a tratar, estará bien ser concisos; si es un documento introductorio o un tutorial, mejor no asumir nada y explicar desde cero.

Usa diversos medios

La documentación puede, y a veces debe, apoyarse con gráficas, fotografías, videos y otros elementos relacionados. Aquí aplica el refrán: “una imagen vale más que mil palabras”.

De tarea

Tómate un tiempo durante esta semana (quizás con una hora baste) para pensar en la documentación. Pregúntate:  ¿Qué necesita ser documentado? ¿Existe una base de conocimientos, formal o informal, en mi empresa? ¿Las personas en mi empresa tienen acceso a información de referencia, manuales, instructivos, tutoriales… suficientes para hacer su trabajo? ¿Existe un (o varios) responsable(s) de que las cosas se documenten? ¿Qué puedo documentar ahora, en este momento, para beneficio de los demás?